El Juguete

El niño miró con desgana su destrozado juguete. Dejó el martillo, se levantó y se limpió las manos ensangrentadas en sus ropas.

—Mamá, quiero otro amiguito —llamó—. Éste ya no quiere seguir jugando conmigo.

La Familia

Querido diario: esta noche tendremos una reunión familiar. Danzaremos a la luz de la luna, reiremos y cantaremos. Estarán mis padres, hermanos, abuelos y tatarabuelos. Son amables. Pero su piel es muy fría.

El Baluarte

Tras el arduo camino, las huestes rodearon el baluarte. Muchos habían caído durante el viaje. Muchos cayeron ante sus murallas casi inexpugnables. Finalmente, uno las coronó, victorioso, y plantó su blasón.

Días más tarde, la mujer recibió a su marido con alegría.

—Cariño… ¡estoy embarazada!

© 2000, José María Bravo

Sobre este texto:

Estos tres microrrelatos los escribí de un tirón, quizá para concursar en algún sitio, pero no recuerdo si llegué a enviarlo o no. Mi preferido es el último.