Entradas

Microrrelato: «La última tormenta»

Soplaba un aire zaino, apenas una brisa, pero en el vibrar de la jarcia se barruntaba la tormenta. Los marineros fruncían ceños sin proferir palabra alguna; entre aquellos perros viejos, decir lo evidente era un esfuerzo inútil y un tiento…